Padres y educadores: les presentamos el procedimiento a seguir para configurar correctamente su ordenador y limitar la navegación de sus hijos por Internet, para el caso de que no posean ya una herramienta específica.

El navegador más adoptado es Internet Explorer (programa de acceso a Internet proporcionado directamente con Windows).

  1. En Herramientas seleccione el botón Opciones de Internet. En primer lugar, pinche en la pestaña Contenido, y luego haga clic en Habilitar, en Asesor de contenido. En otra ventana, se le pedirá que introduzca una contraseña, que deberá guardar en un lugar seguro.


  2. En la nueva ventana que se abre, pinche en la pestaña Clasificación. Seleccione una categoría (p. ej. "sexo") y luego ajuste el control deslizante para establecer el nivel de contenido de las páginas que autoriza a visitar.


  3. Pinche en la pestaña General. Desactive la casilla Los usuarios pueden ver sitios sin clasificación. Esta acción permite restringir el acceso a los sitios que contengan las palabras clave citadas anteriormente.


Tenga en cuenta que los sitios para adultos no siempre están "etiquetados" para permitir el control paterno. Por tanto, este procedimiento no le exime de su responsabilidad en la educación de sus hijos acerca de los riesgos que corren al navegar por Internet.